sábado, 17 de noviembre de 2012

Todo ese temor, temor a que nada mejore, ese temor a que todo siga igual. Pero aunque todo este mal, tan mal como nunca pensaste que iba a estar, todo puede mejorar. Ya vas a encontrar a quien te haga sonreír, ya vas a encontrar a quien de verdad sienta lo que dice, tus lagrimas volverán a ser de felicidad, ya lo veras, todo va a cambiar. No todo sale bien siempre y aunque queramos no todo es para nosotros, ahora lo único que te puedo pedir es que no llores más, así no se cambian las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario