domingo, 3 de junio de 2012

Miedo. Inseguridad. Un montón de sentimientos invaden tu mente. No hablas. Sabes que si dices lo que piensas, a ojos de los demás será otra tontería, algo sin importancia. Pero igualmente,para ti es importante, la parte insegura que siempre estuvo ahí, esa que creías que habías enterrado tiempo atrás y que nunca saldría de nuevo vuelve latiendo aún mas fuerte. La confusión aparece haciendo que tu mente sea un desorden absoluto. Te duele algo, pero no es físico. No sabes porqué te duele, y mucho menos como pararlo. Intentas aparentar que no pasa nada, que te resbala, pero ya no funciona el auto engaño de siempre. 
Intentas llevar un piloto a los sentimientos, pero siempre hay alguno le hace un agujero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario