miércoles, 30 de mayo de 2012

En un segundo, pasas de estar en la cama a un mundo donde todo es incierto. Un mundo donde no existen ni los problemas ni las dificultades, donde no existen las peleas y todo es perfecto. Donde uno hace lo que quiere, estas con las personas perfectas, en el lugar indicado, en el momento indicado. Donde la gente que te lastima, paga las consecuencias. Para que engañarnos, los sueños se terminan cuando suena el despertador o cuando alguien nos levanta y el sol ilumina tu cara. Los sueños donde eras feliz, donde todo era perfecto, con la gente que te importa y que marcan miles de recuerdos. Pero aunque los sueños no sean reales. Estarán esperándote todas las noches para volver a ese mundo perfecto

No hay comentarios:

Publicar un comentario